Palabra de Mondeggi Bene Comune para el Encuentro

No queremos construir una isla feliz y aislada del resto del mundo, intentamos nutrir y cuidar las relaciones que nos conectan a los otros que habitan este territorio. Con este objetivo ha nacido el proyecto Mondeggi Huertas y Terrenos Autogestivos, en el verano de 2014. El intento es de permitir el acceso a la tierra a grupos de familias o individuos que quieran dedicarse a la auto-producción de al menos una parte de sus necesidades alimentares, a través de la gestión colectiva de algunos cultivos. Hoy, muchas personas, alrededor de 300, han aceptado la propuesta, y con su trabajo colectivo han contribuido a cuidar 400 árboles de olivo y a cultivar 20 huertas familiares, participando en la creación de un sentido de comunidad entre aquellos que gestionan y cuidan Mondeggi como un bien común. La participación de tantas personas lo ha vuelto un lugar importante también para el intercambio de saberes y experiencias, entre quienes se juntan en la finca sin amos.

Palabras de la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer, “Elisa Martínez” para el Encuentro

Las trabajadoras sexuales han sido y son objeto de desplazamientos forzados, por diversos programas de reordenamientos de los centros históricos, declaratorias de “pueblos mágicos”, zonas turísticas, entre otras razones. Han sido desplazadas por grupos de narcotraficantes, por la urbanización de las ciudades que se han comido a las “zonas de tolerancia” donde se ha autorizado el ejercicio del trabajo sexual. Han sido desplazadas por programas de reconstrucción posteriores a terremotos como el del 9 de septiembre de 1985 y a diferentes huracanes. También han sido desplazadas por presiones de defensores de la moral y las buenas costumbres. Desplazadas por conflictos como el de la APPO, entre otros más.

Palabras del colectivo Nodo Solidale para el Encuentro

Entre los y las que luchamos por la vida tenemos mucho que compartir a un nivel diferente que entre las organizaciones proletarias de antaño. La gran mayoría somos parte de movimientos sin dirigentes, sin partidos, sin un enemigo claro en la burguesía nacional, sino que la mayoría enfrentamos a las grandes empresas, al narco o a las mafias, policías y ejércitos que no están a guardia de una nación sino de un proyecto económico o un cártel; la gran mayoría defendemos una casa, un centro social ocupado, un parque, una montaña sagrada, una radio comunitaria, un lugar donde trabajamos o estudiamos, es decir anclamos nuestra resistencia a un territorio bien definido,

Palabra de la Plataforma Internacionalista por la Resistencia y la Autogestión Tejiendo Autonomías para el Encuentro.

Por eso queremos apostarle al dialogo entre compas, a los intercambios que se dan no sólo en los talleres, sino en las fogatas de los plantones, en las barricadas, en los sudorosos trabajos colectivos. Es también en estos momentos que compartimos historias, estrategias, tácticas, prácticas para crecer juntxs en este camino de construcción de un mundo mejor libre del dominio capitalista. Cabe subrayar la importancia de recordar que, según nosotr@s todas las luchas tienen igual dignidad, pues cada una agrieta el muro del Poder a su manera y sólo entre todxs tumbaremos por fin esta pared de la opresión.